Probamos el nuevo portaequipajes Voyager Expert, de la marca Extrawheel. La primera prueba en español de este tipo de portaequipajes. La filosofía de este sistema consta de una rueda anclada por medio de una horquilla elástica al eje trasero de la bici. La rueda que añadimos va provista de unos soportes a los lados para colocar las alforjas. De esta manera podemos llevar hasta 80 litros de capacidad remolcados sin que esto recaiga sobre el ciclista o sobre la estructura de la bicicleta.

La unión con la bicicleta se hace mediante una horquilla de acero elástico sobre un cierre rápido especial, en el que ajusta mediante presión. La elasticidad del material es la que hace que la horquilla permanezca anclada al cierre rápido. La horquilla rota libremente alrededor del eje del cierre para adaptarse al terreno.

Aunque en la imagen parece que la unión es endeble, podemos asegurar que es más que suficiente para soportar el peso y la inercia del remolque. En las pruebas que hemos hecho hasta ahora no hemos notado ni la más mínima debilidad de unión en el anclaje.

La unión entre la horquilla y el remolque se hace de la misma manera que entre la horquilla y la bicicleta, la elasticidad del material lo mantiene unido firmemente, dejando libre la rotación y que nos permita el giro.

Podemos observar en la parte derecha de la foto, el único problema que nos ha dado el portaequipajes en la prueba, se soltó el tornillo que une el guardabarros al soporte, un apretón de toda la tornillería antes de empezar a utilizarlo no le vendrá mal.

Las alforjas son de alta calidad, impermeables y de cordura para aguantar las exigencias del terreno. Se colocan fácil y rápidamente en los soportes del portaequipajes mediante unos ganchos, uno de ellos unido a una goma para poder ponerlas y quitarlas rápidamente y sin herramientas de ningún tipo.

Tras el montaje de las alforjas y la colocación del portaequipajes en la bici, las primeras impresiones han sido muy satisfactorias. Hay que ser prudente en las bajadas, ya que la inercia es mayor, el fabricante recomienda no superar los 40 km/h. Cuando montamos el remolque por primera vez observamos que la conducción es más pesada, ya que tenemos que arrastrar más peso, pero una vez cogida velocidad, no se aprecia demasiado. La carga va distribuida entre el eje trasero de la bicicleta y el eje del portaequipajes, lo que da estabilidad al conjunto, además las alforjas van colocadas a apenas 20cm del suelo, lo que baja el centro de gravedad respecto a un sistema de transportín y alforjas clásico. Hay que tener en cuenta que los giros deben ser más amplios, ya que la inercia centrífuga del giro hace que tendamos a seguir girando cuando intentamos retomar la trazada recta.

Este portaequipajes destaca por su gran capacidad de carga, su facilidad de montaje y desmontaje, la calidad de materiales y por ser de las pocas alternativas viables y prácticas para bicicletas de doble suspensión.

PVP. aproximado a fecha de este post: 299€ + 20€ de gastos de envío a España.

Share

En esta prueba vamos a analizar la máscara antipolución de la marca Respro, concretamente su modelo City. Esta máscara de neopreno, provista de un filtro intercambiable, nos proporciona protección ante los elementos contaminantes suspendidos en el aire. La máscara está provista de dos válvulas de exhalación que nos proporcionan el flujo de aire. La zona de ajuste de la nariz tiene un clip flexible para adaptarlo y ajustarlo.

Está disponible en dos tallas, M y L, y en diversos colores, negro, gris, rojo, azul, y en talla M, en rosa también.

Según el fabricante, los compuestos que filtra son:

  • Hidrocarbonos, incluidos Benzeno y Pireno
  • Óxidos nitrosos
  • Dióxidos de sulfuro
  • Óxidos de plomo y humo negro
  • Partículas micrométricas, incluidas el polvo de polen y polvo de construcción

La máscara está compuesta de:

  • Filtro intercambiable
  • Sujeción por velcro
  • Dos válvulas de exhalación
  • Sujeción flexible adaptable de nariz

Detalle de las válvulas de exhalación

Clip flexible de ajuste nasal

Filtro intercambiable

Una vez descritas las características de esta máscara, pasamos a la prueba. En un principio la máscara es cómoda, el clip se adapta bien a la nariz y no entra nada de aire a no ser que sea por las válvulas y a través del filtro, al ser de neopreno su ajuste en todo el contorno es perfecto. En la zona de la nuca el cierre de velcro queda justo por debajo del ajuste del casco, por lo que no interfiere con éste y no resulta incómodo, eso si, aconsejamos que el casco se abroche por encima de la máscara, para que las correas no queden pro dentro y así evitar incomididades o incluso rozaduras. A menos de 15 km/h cuesta un poco respirar, se nota que el flujo de aire no es el correcto, por lo que en algunas subidas nos dará una pequeña sensación de falta de aire, pero a partir de los 15 km/h aproximadamente, el flujo de aire es muy bueno y respiramos con total normalidad.

La parte más incómoda de esta máscara es la de contacto con la nariz, al inclinar la cabeza hacia delante y estirar el cuello, la postura común de pedaleo,  la tensión se sitúa en la zona de la nariz, por lo que cuesta respirar por las fosas nasales, debiendo respirar por la boca en la mayoría de las inhalaciones, produciendo una sensación de congestión nasal. Suponemos que eso también depende mucho del tamaño y tipo de nariz que cada uno tenga, eso si, con la posibilidad de ajuste que tiene el clip nasal, podremos ir ajustando para llegar a la posición que nos sea más cómoda.

PVP. aproximado a fecha de este post: 27,95€

Share

En esta ocasión probamos las pastillas de freno Goodridge de resina para una pinza Shimano XT. El paquete incluye las dos pastillas y el muelle de retorno, que, según el fabricante, es de un material nuevo para que mantenga mejor la elasticidad y el retorno de las pastillas sea más efectivo durante más tiempo.

El compuesto orgánico G-Plus de alta densidad las proporciona un rendimiento excelente en todas las condiciones y una vida duradera. Esto es lo que dice Goodridge, ahora nosotros vamos a comprobar si todo esto es cierto.

La toma de contacto es realmente buena, hacemos una primera salida con bastante humedad y barro y no han chirriado lo más mínimo, además, desde el primer momento su potencia de frenada es patente. Así como otras pastillas necesitan de un rodaje de unos 200 km para llegar a una potencia de frenada óptima, las Goodridge están al 100% desde el primer kilómetro. Habrá que ver qué tal se comportan frente al desgaste con el paso de los kilómetros.

PVP. aproximado a fecha de este post: 14,50€

Share

Probamos los guantes de invierno impermeables de la marca Endura. Esta marca escocesa está revolucionando el mercado de ropa y accesorios textiles para el ciclismo, más concretamente para mountain bike. Los alrededores de Edimburgo son un buen lugar para probar las prendas de invierno que soportan bajas temperaturas, obteniendo excelentes resultados hasta la fecha.

Concretando ya con el producto de esta prueba, estos guantes de doble forro aportan una protección óptima contra el frío. La muñeca ajustable de neopreno da un confor extra, pero un ajuste limitado a muñecas demasiado delgadas, como es mi caso. Por mucho que intentes apretar el cierre de velcro,  si tienes la muñeca fina, no quedará completamente ajustada. Las tallas son un poco escasas, aunque también es cierto que dan un poco de sí y en ningún momento se vuelven incómodos.

La palma, zona muy importante en unos guantes, lleva unos insertos de gel que ayudan al confort. Son muy adherentes y también llevan refuerzos en las zonas que más se desgastan, ya sean zonas de la palma, así como la punta de los dedos índices y anular, los que suelen entrar en contacto con las manetas de freno.

PVP. aproximado a fecha de este post: 32,50€

Share